Glosario

Elige del menú superior

Apósitos de alginato–hidrofibras-hidrodetersivos

Se trata de apósitos altamente absorbentes indicados para el desbridamiento de la escara húmeda y la necrosis.

Las fibras hidrodetersivas de nueva generación están compuestas de polímeros de poliacrilato que rodean un núcleo acrílico para retirar el apósito de una sola pieza.

Apósitos de carbón

Los apósitos de carbón absorben los olores y desodorizan la herida absorbiendo las bacterias y esporas bacteriales para quitarlas de la herida. 

Apósitos grasos y tules impregnados

Están compuestos de una malla suelta de algodón impregnada con una sustancia grasa y se utilizan principalmente en la fase de epitelización.

Apósitos hidrocelulares o de espuma

Los apósitos hidrocelulares o de espuma son apósitos de poliuretano semipermeable/permeable absorbentes indicados para el tratamiento de las heridas con exudado.  Existe una amplia gama de apósitos hidrocelulares o de espuma que se utilizan en la fase de epitelización (apósitos hidrocelulares ligeros). 

Average 40mmHg

The recommended treatment for venous leg ulcers requires the application of effective compression therapy. Research has shown that graduated pressure, with a high sub-bandage pressure of 40 mmHg at the ankle is necessary to achieve optimum results (EWMA 2003).

Biofilm

Los biofilms son comunidades microbianas complejas que contienen bacterias y hongos. Los microorganismos sintetizan y segregan una matriz protectora que fija firmemente el biofilm a una superficie viva (por ejemplo, una herida) o no viva. Los biofilms son comunidades heterogéneas dinámicas que cambian continuamente. Pueden estar formadas por una sola especie de bacteria u hongo o bien contener distintas especies.

Un biofilm puede describirse como un conjunto de bacterias incrustadas en una barrera gruesa y limosa de azúcares y proteínas. Un ejemplo representativo de biofilm es la película limosa de color amarillo que se puede observar en los dientes si uno no se los cepilla. La barrera del biofilm protege los microorganismos de las amenazas externas. Los biofilms se pueden formar en las heridas y se cree que, en algunos casos, retrasan la cicatrización. 

(Adaptado de: http://www.woundsinternational.com/made-easys/biofilms-made-easy)

Cavidades quirúrgicas

Una herida quirúrgica es una incisión en la piel realizada para eliminar una lesión en la piel o abrir una vía para llegar a órganos situados debajo en el entorno estéril de la sala de operaciones.

 Las cavidades quirúrgicas suelen ser heridas limpias con un lecho sano que, en principio, deben cicatrizar sin complicaciones. Se producen durante la cirugía, cuando el cirujano decide que deben cicatrizar por segunda intención. Normalmente, se realizan cuando se ha producido una pérdida importante de tejido que impide la cicatrización primaria o bien porque la herida está muy contaminada o se ha infectado durante la cirugía.

Referencia: Pudner, R. Managing cavity wounds Journal of Community Nursing, marzo de 1998

Cicatrización por primera intención

La cicatrización primaria se produce en las heridas quirúrgicas o en las heridas traumáticas suturadas quirúrgicamente. La primera fase de cicatrización es la reconstitución de la continuidad de la piel y corresponde al periodo en que el cirujano deja la sutura en su lugar. Las suturas se quitan tras un periodo de 5 a 15 días. La duración de este periodo depende del grosor de la piel y la tensión aplicada a los bordes.

Cuando se quitan las suturas la cicatrización aún no es completa: se observa un fenómeno de inflamación que puede durar hasta dos meses. Al cabo de dos o incluso tres meses, la cicatriz irá disminuyendo progresivamente, si bien no desaparecerá por completo. 

Cicatrización por segunda intención

La herida queda abierta. Este método puede utilizarse cuando se produce una pérdida considerable de tejido, la superficie es poco profunda pero extensa o existe una infección o riesgo de infección. El desbridamiento es casi siempre el primer paso necesario para conseguir la cicatrización.  La cicatrización de la herida progresa mediante granulación, contracción y epitelización. 

Cierre primario

Los bordes de la piel se unen utilizando suturas, grapas o cintas. Esto les permite cerrarse con fibrina y epitelizar muy rápidamente, creando una barrera que impide la entrada de bacterias.

Normalmente, sólo hace falta un apósito aislante para que la herida no se infecte.

Cierre primario diferido

Este método de cierre de heridas se utiliza cuando se ha producido una penetración de bacterias. La herida se deja ligeramente abierta para dejar que salga todo el pus.

Al cabo de unos días, la herida se cierra y se deja cicatrizar por primera intención. A veces, se utilizan drenajes de heridas para contribuir a extraer el fluido de la herida. Para envolver este tipo de herida con cavidad puede resultar adecuado utilizar apósitos de cavidades, por ejemplo alginato tipo cuerda para la absorbencia. Para vendar este tipo de herida con cavidad, es importante manipular el exudado de modo que el lecho de la herida se mantenga húmedo para proteger la herida y contribuir al proceso de granulación y cicatrización.

Cizallamiento

Fuerzas que provocan el deslizamiento y la torsión de las capas subcutáneas. Se encuentran presentes sobre todo cuando el individuo está sentado en una posición inestables en la que las capas subcutáneas se encuentran sometidas a una fuerza de amasado. 

Colonización

La colonización es la presencia de bacterias en una herida sin que ello genere una respuesta inflamatoria.

La mayor parte de la colonización de heridas agudas se produce por bacterias como los estreptococos y los estafilococos, que ya se encuentran presentes en la piel normal saludable (organismos comensales).

La población bacteriana en las heridas crónicas es mucho más variada e incluye bacterias comensales de la piel como estafilococos (S. aureus, estafilococos coagulasa-negativos), Corynebacteria y estreptococos α-hemolíticos. Tras la multiplicación de los microorganismos en la herida y su adherencia a las células epiteliales, se establece un equilibrio entre el paciente y su flora microbiana. Los microorganismos permanecen en la superficie de la herida y pueden formar un biofilm.

Dehisencias

La dehiscencia es la ruptura o la apertura de parte o la totalidad de una herida que estaba cicatrizando. La causa pueden ser factores sistémicos o locales como la técnica de cierre de la herida (por ejemplo, si se sutura demasiado fuerte y ello afecta a la vascularidad de los bordes de la piel y provoca una necrosis) o una infección. Gestionar las infecciones de una herida dehiscente es vital. La herida se deja cicatrizar por segunda intención.

Dermis

La dermis es la capa viva de la piel. Está muy vascularizada y su función es ejercer como tejido conectivo de apoyo. Es rica en fibras que hacen que la piel sea elástica y fuerte. En esta capa viva encontramos los siguientes elementos:

  • Vasos sanguíneos y linfáticos: garantizan el desplazamiento de la nutrición y el oxígeno que necesitan las células vivas, la eliminación de los residuos y la migración de los anticuerpos.
  • Folículos pilosos: producen los pelos que protegen la superficie de la piel.
  • Sudor y glándulas sebáceas: las glándulas sudoríparas contribuyen a eliminar los residuos, además de resultar básicas para regular la temperatura. Las glándulas sebáceas producen sebo que lubrica y suaviza la piel.
  • Fibras de colágeno y elastina: le dan a la piel fuerza y movimiento, respectivamente.
  • Fibroblastos: se trata del tipo principal de células de la dermis. Producen y segregan procolágeno y fibras elásticas para formar la estructura de la piel.
  • Nervios: confieren a la piel su función sensorial. Reaccionan al calor, el frío y el dolor.
  • Macrófagos: leucocitos fagocíticos que forman parte del sistema inmune innato. Son parte de la defensa primaria del cuerpo contra las infecciones.

Dermoabrasiones

Estas lesiones son fruto de rasguños en la capa superficial de la piel. En general, se producen al caer sobre una superficie dura y resultan habituales en la práctica de deportes. 

Desbridamiento

La fase de desbridamiento se produce una vez limpiada la herida, cuando ha dejado de sangrar.

En ella se eliminan todos los residuos y/o tejido necrótico. Una vez completada esta fase de eliminación se puede iniciar la reconstitución de los tejidos. En una herida crónica, la fase de desbridamiento suele ser la fase que obstruye la reconstitución de los tejidos. El término «desbridamiento» engloba dos conceptos:

  • El desbridamiento natural, que produce gracias a la acción de las células. Se trata del proceso de limpieza llevado a cabo por el propio cuerpo gracias a nuestros leucocitos o a los enzimas proteolíticos producidos por nuestros leucocitos.
  • El desbridamiento asistido, básico cuando la capacidad de limpieza del cuerpo es insuficiente para el daño que han sufrido los tejidos (exudado, escara).

Desbridamiento asistido mediante presión negativa

El desbridamiento asistido utilizando una terapia de presión negativa es un método de eliminación del exudado y los residuos orgánicos utilizando una presión inferior a la atmosférica. Esta presión de aspiración continua o discontinua se ejerce a través de una espuma de poliuretano o una almohadilla y se aplica utilizando un motor de aspiración. La presión se puede ajustar en función del tipo de herida: desde 50 mm Hg para quemaduras hasta 175 mm Hg para heridas quirúrgicas.

Resulta indicado para el desbridamiento de heridas de difícil cicatrización y para acelerar la granulación

Desbridamiento autolítico

El desbridamiento autolítico consiste en potenciar la eliminación de los residuos ablandando el tejido necrótico y/o absorbiendo el exudado y la escara utilizando apósitos.

Sus indicaciones varían en función del tipo de necrosis:

  • Necrosis seca: hidrogeles
  • Necrosis húmeda: alginatos, hidrofibras y fibras hidrodetersivas.

Cada uno de estos apósitos cuenta con su propia función específica según el tipo de necrosis

Desbridamiento biológico

Este método es fruto de la observación de que algunas larvas sólo se alimentan de tejido necrótico. Además, se cree que sus movimientos sobre la herida estimulan mecánicamente la curación.

Este método puede utilizarse en las necrosis, tanto secas como húmedas.

Desbridamiento con agua a presión

Se realiza con chorros de agua de presiones variables en función del tipo de sistema. El nivel de desbridamiento varía en función de la presión aplicada: la herida puede limpiarse a presión reducida o el tejido se puede cortar a alta presión.

Los chorros a presión se utilizan junto a otros métodos.

Desbridamiento enzimático

Consiste en utilizar enzimas proteolíticas para compensar la concentración de nuestras propias enzimas.

Este método resulta indicado para el tratamiento local adyuvante de heridas, úlceras de la piel y úlceras por decúbito durante la fase de desbridamiento.

Desbridamiento mecánico

Se realiza utilizando distintos instrumentos quirúrgicos, como por ejemplo un escalpelo, pinzas, tijeras o cureta. Consiste en extirpar los tejidos desvitalizados del centro de la herida hacia los márgenes.

El desbridamiento mecánico se suele utilizar en combinación con el uso de apósitos. También se utiliza para recortar ampollas.

Desbridamiento quirúrgico

El desbridamiento quirúrgico es un procedimiento quirúrgico que permite extraer todo el tejido necrótico de las heridas difíciles. Si la herida está infectada, el desbridamiento quirúrgico se puede utilizar para eliminar todo el tejido infectado. En general, se utiliza para heridas que no se pueden desbridar aplicando un método más suave.

Este método resulta indicado para todas las necrosis que no se puedan eliminar utilizando métodos más sencillos.

Diabetes

La diabetes es un estado de hiperglucemia (nivel elevado de glucosa en sangre) causado por factores tanto genéticos como medioambientales. Existen dos tipos de diabetes:

  • Diabetes de tipo 1 (10% de los enfermos). Esta forma de diabetes se caracteriza por la desaparición completa o casi completa de la secreción de insulina por parte del páncreas. Esta falta de insulina genera una hiperglucemia grave y puede resultar mortal si no se trata con inyecciones frecuentes de insulina.
  • Diabetes de tipo 2 (90% de los casos). Esta forma de diabetes se caracteriza por la resistencia a la insulina, con frecuencia acompañada de obesidad. A veces no se necesita insulina durante un periodo prolongado si se controla la dieta y se utilizan medicamentos que reducen el nivel de glucosa como la metformina. Por desgracia, al cabo de varios años de evolución la insulina se convierte en necesaria.

En ambos tipos de diabetes, la hiperglucemia crónica causa complicaciones a largo plazo que explican la morbilidad y la mortalidad elevadas asociadas a esta enfermedad.

Diabetes de tipo 1

La diabetes de tipo 1 (10% de los diabéticos) se caracteriza por la desaparición completa o casi completa de la secreción de insulina por parte del páncreas. Esta falta de insulina genera una hiperglucemia grave y puede resultar mortal si no se trata con inyecciones frecuentes de insulina. 

Diabetes de tipo 2

La diabetes de tipo 2 (90% de los casos) se caracteriza por la resistencia a la insulina, con frecuencia acompañada de obesidad. A veces no se necesita insulina durante un periodo prolongado si se controla la dieta y se utilizan medicamentos que reducen el nivel de glucosa como la metformina. Por desgracia, al cabo de varios años de evolución la insulina se convierte en necesaria.

Epidermis

La epidermis es la capa más externa de la piel. Forma la barrera externa de la piel y ejerce funciones de protección y impermeabilización. El grosor de la capa varía en función de la zona del cuerpo: Tiene un grosor medio de 0,5 mm pero puede alcanzar un grosor de hasta 5 mm en las plantas de los pies.

La epidermis está formada por las siguientes capas: 

  • Capa córnea
  • Capa germinal
  • Capa basal (membrana basal)

Epidermólisis bullosa

La epidermólisis bullosa es una enfermedad hereditaria poco habitual que afecta a aproximadamente 500.000 personas en todo el mundo. Es fruto de un fallo en la unión entre la epidermis y la dermis. La epidermólisis bullosa se caracteriza por la fragilidad del epitelio, que provoca que se formen ampollas al ser objeto del más mínimo golpe o fricción. 

Epitelización

La epitelización es la última fase del proceso de cicatrización. Una vez se ha completado la granulación y sustituido la dermis perdida, puede iniciarse la epitelialización terminal.

La membrana basal desaparece, de modo que la epitelialización se produce de borde a borde de la piel.

Marginalmente, las células basales se deslizan por la superficie de las papilas de granulación a través de la multiplicación y generan una neoepidermis en la superficie de la herida cicatrizada.

La cicatriz final es distinta a la piel normal, puesto que carece de pelo, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas y, además, tiene menos sensibilidad. 

Fístula

Una fístula es una vía anormal entre órganos internos (Por ejemplo, entre el intestino y la vejiga o la vagina), entre dos pliegues del intestino o entre un órgano y la piel. Es importante cuidar la piel que la rodea, puesto que el exudado puede excoriarla e irritarla. Es posible que haya que tratar las infecciones. Hay que gestionar, controlar y corregir el drenaje y la pérdida de fluidos.

Fricción

Se trata de las fuerzas que se aplican entre dos superficies en contacto entre sí y que se desplazan la una respecto a la otra. Estas fuerzas suelen ser responsables de la abrasión inicial de la piel.

Gama UrgoAg (Descontaminar)

El lecho de la herida debe prepararse para que ésta cicatrice correctamente. El ión de plata tiene una actividad antimicrobiana de amplio espectro con un modo de acción que reduce al mínimo el riesgo de resistencia. En este contexto, Urgo ha desarrollado una amplia gama de apósitos de plata para tratar las heridas que corren el riesgo de infectarse, limpiar el lecho de las heridas y asegurarse de que la cicatrización avance sin riesgo de infección de patógenos.

 Al entrar en contacto con el exudado de la herida, los apósitos TLC-Ag (Tecnología Lípido-Coloidal con plata) gelifican y crean un ambiento húmedo. Esto facilita el proceso de cicatrización y y garantiza la no adherencia del apósito en la herida y sus renovaciones indoloras.  Cuando la sal de plata se descompone en contacto con el exudado de la herida, la tecnología TLC Ag actúa como un depósito capaz de liberar continuamente una concentración bactericida de iones de plata mientras está en contacto con la herida.

 Éstas son las principales ventajas de la gama de apósitos UrgoAg:

  • Eficacia antibacteriana de amplio espectro, incluso frente a SARM, en contacto con el lecho de la herida
  • 99,9% de eliminación de biopelículas en 24 días (Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus)
  • Cambio del apósito indoloro

Esta gama está indicada para el tratamiento de heridas con riesgo de infección: heridas crónicas (úlceras por presión y úlceras de la pierna) y heridas agudas (quemaduras de espesor parcial, dermoabrasiones, heridas traumáticas, heridas quirúrgicas, etc.).

Gama UrgoClean (Desbridar)

El procedimiento de desbridamiento de una herida puede resultar complicado para los médicos (hay que quitar la escara de forma indolora y evitando que sangre) y desagradable y doloroso para los pacientes (desbridamiento manual, sangre, etc.). Es por ello que Urgo Medical ha desarrollado UrgoClean, una solución innovadora que prepara las heridas con escara y exudado de manera eficiente y efectiva a fin de mejorar su cicatrización. 

En contacto con el exudado, las fibras hidrodetersivas de poliacrilato gelifican, se hinchan y se unen a los restos necróticos del interior de la herida, que la absorben y drenan para contribuir a su eliminación (desbridamiento autolítico). La creación de este gel permite mantener un ambiente húmedo, en contacto con la herida, que favorece la cicatrización de las áreas desbridadas y atrapa los exudados para prevenir su difusión lateral.

 Éstas son las principales ventajas de la gama de apósitos UrgoClean:

  • Absorben y drenan la carga necrótica
  • Se retiran de una sola pieza
  • La renovación del apósito es atraumática y sin dolor

Esta gama está indicada para heridas con escara y exudado (úlceras de la pierna, úlceras por presión, úlceras de pie diabético, quemaduras, abrasiones cutáneas, heridas traumáticas, heridas postoperatorias, etc.).

Gama UrgoStart (Acelerar)

Las úlceras de pierna, las úlceras por presión y las úlceras del pie diabético son tipos de heridas habituales y forman parte de la realidad cotidiana de los profesionales de la salud. Para afrontar este problema, Urgo ha desarrollado la gama UrgoStart, que está clínicamente probada para acelerar el proceso de cicatrización de las heridas, una vez limpias y preparadas para dicho proceso.

La tecnología TLC-NOSF neutraliza el exceso de proteasas presente en las heridas crónicas,  lo cual reestablece el equilibrio de la herida y favorece una cicatrización más rápida. La TLC (Tecnología Lípido-Coloidal) crea un ambiente húmedo, estimula la proliferación de fibroblastos y garantiza la no adherencia del apósito en la herida y los cambios de apósito indoloros. 

Éstas son las principales ventajas de la gama UrgoStart:

  • Cicatrización más rápida
  • Coste-efectividad
  • Mejora de la calidad de vida del paciente

Esta gama está indicada para úlceras crónicas, úlceras por presión, úlceras de pie diabético y heridas agudas prolongadas 

Gama UrgoTul (Cerrar)

La gama UrgoTul es la primera gama de apósitos que cuenta con la tecnología exclusiva TLC (Tecnología Lípido-Coloidal). Combina la eficacia, la tolerancia y la aceptabilidad para conseguir la mejor cicatrización de las heridas independientemente del nivel de exudado. El objetivo global es conseguir una mejor cicatrización.

Al entrar en contacto con el exudado de la herida, los apósitos UrgoTul gelifican y crean un ambiento húmedo. Esto estimula la proliferación de fibroblastos y garantiza la no adherencia del apósito en la herida y sus renovaciones indoloras, todo lo cual facilita el proceso de cicatrización.

Éstas son las principales ventajas de la gama de apósitos UrgoTul:

  • Optimiza la cicatrización de la herida
  • Garantiza el cambio de apósito atraumático e indoloro
  • Favorece la proliferación de fibroblastos

Esta gama está indicada para el tratamiento de heridas en fase de epitelialización (quemaduras, abrasiones, heridas traumáticas, heridas postoperatorias, úlceras de la pierna, úlceras por presión, úlceras de pie diabético, epidermólisis bulbosa).

Glucemia

Nivel de glucosa en sangre.

  • La glucemia normal en un individuo sano, con el estomago vacío, se encuentra entre 0,7 y 1,1 g/l.
  • Hipoglucemia: por debajo de 0,7 g/l.
  • Hiperglucemia: por encima de 1,1 g/l.
  • Diabetes: por encima de 1,26 g/l. 

Granulación

La fase de granulación se puede iniciar rápidamente con la proliferación de células endoteliales y fibroblastos que conducen a la formación de nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis) y a la síntesis de una matriz extracelular. A medida que se remodela la nueva matriz extracelular, la matriz ya existente se degrada por la acción de varias proteasas, enzimas conocidos como metaloproteinasas de matriz, las cuales contribuyen al desbridamiento (limpieza) autolítico de la herida y la migración celular. Su nivel aumenta con la herida y disminuye cuando la inflamación se reduce.

Seguidamente, los fibroblastos adquieren la morfología y las características bioquímicas de células musculares finas para convertirse en miofibroblastos.

 Los miofibroblastos son responsables de la síntesis de la matriz extracelular y contribuyen a la reorganización de la matriz extracelular a medida que la herida se contrae. La reepitelialización se produce para cerrar la herida. La migración de las células epiteliales empieza a partir de los bordes de la herida y los apéndices de la piel. La diferenciación de los queratinocitos ayuda a restablecer la función de barrera de la epidermis.

Heridas agudas

Las heridas agudas se pueden definir como heridas de inicio rápido y duración breve. Éstas incluyen las heridas quirúrgicas y las heridas traumáticas, por ejemplo:

  • Quemaduras
  • Abrasiones
  • Mordeduras y rasguños

Heridas crónicas

Una herida crónica es una herida que no cicatriza en el tiempo esperado (~21 días a un mes). La aparición de un entorno casi permanentemente inflamatorio en la lesión no permite que la cicatrización siga su curso progresivo normal.  Incluyen:

  • Úlceras
  • Úlceras por presión
  • Úlceras de pie diabético
  • Heridas agudas prolongadas

Heridas traumáticas

Los distintos tipos de trauma agudo hacen referencia a diversas heridas, en función de la causa. Estas heridas pueden afectar a los sistemas del cuerpo y provocar una pérdida masiva de piel o, al contrario, tener un efecto prácticamente nulo. Algunos ejemplos de heridas traumáticas son las heridas en la punta de los dedos, las laceraciones, las ampollas, las heridas de bala, las puñaladas y las avulsiones de las uñas. 

Hidrocoloides estándar

Los hidrocoloides fueron los apósitos pioneros para el tratamiento de heridas en ambiente húmedo. Están compuestos principalmente de carboximetilcelulosa y sus propiedades son absorber, hincharse y gelificar.

Se recomiendan para su uso en las fases de granulación y epitelización (hidrocoloides finos).

Hidrogeles

Los hidrogeles liberan agua. Contienen más de un 80% de agua y están cohesionados, de modo que no se deslizan y se mantienen en la herida. Facilitan la fase de desbridación para la fibrina seca y la necrosis seca.

Pueden tener forma de gel, láminas o apósitos impregnados. Humedecen y ablandan los tejidos para facilitar su eliminación.

Índice tobillo-brazo (ITB)

Mide el riego sanguíneo en las extremidades inferiores. Se utiliza para ayudar a determinar la etiología de una úlcera de la pierna:

abpi

Esta medición se puede realizar mediante una prueba ambulatoria utilizando un detector de flujo sanguíneo por ultrasonidos Doppler:

  • El ITB de una persona sana es 1,1.
  • Si el ITB está entre 0,9 y 1,3, no hay enfermedad arterial:
    • Si hay una úlcera, tiene un origen estrictamente venoso.
  • Si el ITB está entre 0,7 y 0,9, hay enfermedad arterial simultánea.
    • No obstante, la úlcera tiene un origen predominantemente venoso.
  • Si el ITB es inferior a 0,7:
    • la úlcera tiene un origen predominantemente arterial.
  • Si el ITB es superior a 1,3, la medición no resulta significativa, puesto que refleja un problema de incompresibilidad arterial.

Infección

El término «infección» se utiliza cuando la presencia de microorganismos provoca una respuesta inflamatoria local, regional o general con síntomas clínicos. La infección no sólo retrasa la cicatrización de las heridas, sino que además puede provocar complicaciones sistémicas graves. Las infecciones siempre exigen un tratamiento con antiséptico o antibióticos.

Las infecciones locales o la colonización crítica (con señales como el pus, el enrojecimiento, el aumento de exudado o el olor) deben diferenciarse de las infecciones con señales regionales (celulitis) o sistémicas (por ejemplo, la fiebre).

Injertos de piel

Los injertos de piel son muy utilizados en la cirugía plástica reparadora (no estética), con frecuencia tras traumatismos o quemaduras. También pueden utilizarse para reparar heridas crónicas, como por ejemplo úlceras por presión y úlceras de la pierna. Esta técnica consiste en trasladar un trozo de piel de una parte del cuerpo a otra.

Existen varios tipos de injertos de piel:

  • Autoinjerto: injerto de la propia piel del paciente
  • Aloinjertos: injertos extraídos de otro individuo
  • Xenoinjertos: injertos extraídos de otra especie

Es importante que un injerto  «vascularice», usar apósitos no adherentes para proteger el injerto, combatir el dolor y afrontar cualquier exudado inicial (si procede).

Interfases de contacto

Interfases compuestas de una malla compacta de material sintético y recubierta por una sustancia especial, recomendadas para su uso al final de las fases de granulación y epitelialización.

Matriz extracelular

La matriz extracelular posee numerosas funciones, entre las que figuran servir de apoyo, segregar tejidos de uno a otro y regular la comunicación intercelular.

Metaloproteasas

Las metaloproteasas contribuyen al desbridamiento autolítico de la herida y a la migración celular. Su nivel aumenta con la herida y disminuye cuando la inflamación se reduce. 

NOSF

NOSF (Nano-OligoSaccharide Factor) is a unique compound designed to neutralize excess MMPs (Matrix MetalloProteases), promoting faster healing. The efficacy of TLC-NOSF has been proven in the first double blind RCT in the wound care arena (1), demonstrating that healing is twice as fast with UrgoStart than with a neutral foam dressing.

Plata

El ion Ag + reacciona rápidamente con el ADN de las bacterias mediante la sustitución de los átomos de hidrógeno, que conectan los dos átomos de nitrógeno pertenecientes a dos bases opuestas en las cadenas de la molécula de ADN de las bacterias.

Esta sustitución funciona por la duplicación de los bloques de plata y la replicación bacteriana. Las bacterias son entonces incapaces de reproducirse y la síntesis de proteínas está bloqueada.

Presión

La presión es una fuerza perpendicular aplicada a una zona concreta de un tejido vivo. Esta presión se aplica especialmente a las prominencias óseas, en las que los tejidos sanos entre el relieve del hueso y el soporte subyacente están comprimidos. Estas fuerzas corresponden a la distribución del peso corporal en la zona de la superficie de contacto.

Proliferación de fibroblastos

Durante la reparación de la piel, los fibroblastos (células clave en el proceso de cicatrización de la herida) migran a la zona de la herida, proliferan y sintetizan la matriz extracelular para formar nuevo tejido de granulación.

A continuación, los fibroblastos se diferencian in situ en miofibroblastos que, por sus propiedades contráctiles, unen los bordes de la herida.

Las propiedades fisicoquímicas únicas de la TLC promueven la proliferación de fibroblastos, lo que favorece el proceso de cicatrización.

Quemaduras

Una quemadura es una herida en la piel y, a veces, en los tejidos subyacentes, causada por el contacto con el calor, la electricidad, los productos químicos, la luz, la radiación o la fricción. La pérdida grave de piel puede desembocar en la infección y la pérdida de las funciones de la piel, como por ejemplo la regulación térmica y la inmunidad.

Quiste

Un quiste es una vía que llega hasta la superficie del cuerpo procedente de un absceso u otro irritante, como por ejemplo material de sutura, y puede constituir un foco de infecciones. Los quistes pueden convertirse en crónicos. Es difícil identificar su causa. Con frecuencia, el tratamiento más adecuado para drenar el pus es realizar una amplia excisión del quiste.

Randomised controlled trial

A Randomised Controlled Trial is the best type of evidence required by Heath Authorities.
  • “Randomised” means that patients are chosen at random to be in one group or the other.
  • “Controlled” means that the treatment is tested against another treatment that has proven efficacy.

Regla de los nueves de Wallace

La extensión de las quemaduras respecto a la superficie total de la piel se puede estimar con una precisión considerable en los adultos utilizando la regla de los nueves de Wallace, según la cual cada parte del cuerpo representa un 9% de la superficie de la piel:

  • Total de la parte frontal y posterior de la cabeza y el cuello: 9%
  • Total de la parte frontal y posterior de cada extremidad superior: 9%
  • Parte frontal del tórax y el abdomen: 18%
  • Parte posterior del tórax y el abdomen: 18%
  • Perineo: 1%
  • Total de la parte frontal y posterior de cada extremidad inferior: 18%

Los niños tienen proporciones corporales distintas que los adultos, de modo que hay que adaptar la regla de los nueves en función de su edad.

Sales de plata

Las sales de plata se utilizan para tratar heridas con un nivel elevado de colonización bacteriana a causa de sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias locales.

La plata sólo está activa en su forma iónica Ag+. Su clasificación es única, puesto que no es un tratamiento ni auténticamente antiséptico ni auténticamente antibiótico y, por este motivo, se considera un agente antibacteriano. El ión de plata tiene un amplio espectro de actividad que abarca la mayor parte de microorganismos asociados con la colonización de heridas crónicas. Actúa sobre numerosos elementos y es bactericida en concentraciones reducidas. Por tanto, reduce al mínimo los riesgos de resistencia:

  • Acción bactericida del ión Ag+
  • Numerosas acciones dirigidas a las bacterias
  • Inhibe el proceso de replicación del ADN bacteriano
  • Reduce la fuerza de las paredes de las células bacterianas
  • Aumenta la permeabilidad de la membrana citoplasmática bacteriana
  • Inhibe las enzimas respiratorias que provocan la asfixia de las bacterias

Es importante señalar que la plata carece de citotoxicidad que afecte al proceso de cicatrización.

Sinus

A sinus is a track to the body surface from an abscess or another irritant such as suture material and can be a focus for infection. Sinuses can become chronic and it is difficult to identify the root of the problem. A wide excision of the sinus is often the most appropriate treatment to allow any drainage of pus.

Sistema PresSure

El sistema PresSure es la tecnología de aplicación de vendajes exclusiva de UrgoMedical, que facilita la aplicación del sistema de compresión de dos capas UrgoK2. De este modo, los profesionales de salud pueden conseguir la presión terapéutica correcta recomendada (media: 40 mm Hg) cada vez y desde la primera aplicación. 

Sulfadiazina

La sulfadiazina juega un papel importante en la eficacia tópica del producto. En virtud de su núcleo de pirimidina, la sulfadiazina facilita el movimiento del ion Ag+ a través de la membrana bacteriana. Este induce cambios celulares: distorsión y debilitamiento de la membrana celular, y los problemas de permeabilidad.

Tangential removal

To remove Algoplaque/Algoplaque Thin, stretch the dressing by pulling each side and it will lift slowly and gently from the wound.

TLC

La TLC es una innovación exclusiva patentada por Urgo Medical. Combina partículas hidrocoloides y vaselina u otros materiales sintéticos (partículas lípido-coloidales) en una malla fina no oclusiva o en una capa de adherencia suave. Al entrar en contacto con el exudado, las partículas lípido-coloidales se gelifican y crean un ambiente húmedoque estimula la cicatrización.

Éstas son las ventajas de la tecnología TLC:

  • Cicatrización en ambiente húmedo
  • Garantiza el cambio de apósito atraumático e indoloro
  • Proliferación de fibroblastos
  • Protección y mejora de la piel perilesional
  • El apósito puede permanecer colocado en la herida hasta 7 días
  • Contrastada clínicamente en más de 36.000 pacientes
  • Ámplia gama de apósitos

Los apósitos con TLC están indicados para el tratamiento local de heridas agudas y crónicas. 

TLC-Ag

La TLC-Ag es la combinación de la TLC (Tecnología Lípido-Coloidal) de Urgo Medical con la acción antibacteriana de las sales de plata para tratar y prevenir infecciones.

Éstas son las ventajas de la tecnología TLC-Ag:

  • Eficacia antibacteriana de amplio espectro, incluso frente a SARM
  • 99,9% de eliminación de biopelículas en 1 día (Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus)
  • Todas las ventajas de la tecnología TLC

Los apósitos con TLC-Ag están indicados para el tratamiento local de heridas agudas y crónicas.

TLC-NOSF

La TLC-NOSF es la combinación de la TLC (Tecnología Lípido-Coloidal) de Urgo Medical con NOSF (Factor Nano Oligo Sacárido), un compuesto con una estructura química derivada de la familia de los oligosacáridos con conocidas propiedades antiproteinasa. En combinación con otros ingredientes de la capa TLC, el NOSF se une a las zonas dañadas y ejerce una actividad antimetaloproteinasa.

Éstas son las ventajas de la tecnología TLC-NOSF:

  • Cicatrización más rápida
  • Tratamiento más rentable
  • Mejora la calidad de vida del paciente
  • Todas las ventajas de la tecnología TLC

Los apósitos con TLC-NOSF están indicados para el tratamiento local de úlceras de pierna, úlceras por presión, úlceras de pie diabético y heridas agudas prolongadas

Úlcera arterial

Las úlceras arteriales aparecen con menos frecuencia que las venosas. Surgen distalmente respecto a una zona de daño externo (golpes, rasguños u otras heridas) que suelen pasar desapercibidas para el paciente:

  • En el pie, lejos del tobillo, talón o de la zona plantar
  • En otros puntos de presión

Aparecen en pacientes con:

  • Enfermedad arterial periférica, arteriosclerosis, diabetes, entre otros, a causa de una mala circulación arterial.

Sus principales características clínicas son:

  • Bordes redondos y regulares
  • Aspecto aplastado con tejido necrótico
  • No desprenden olores
  • El pie suele volverse de color blanco/amarillo pálido al elevar la pierna
  • Son dolorosas, especialmente por la noche, y se exacerban al elevar la extremidad para colocarla en posición horizontal (por ejemplo, al tumbarse en la cama)
  • Dejan ver las estructuras subyacentes

Úlcera de etiología mixta

Las úlceras mixtas son fruto de una combinación de enfermedades venosas y arteriales. Son complejas y pueden cambiar rápidamente, por ejemplo si la enfermedad arterial avanza rápidamente. Si no se trata la enfermedad arterial porque es progresiva, el problema arterial terminará convirtiéndose en el factor principal a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre el tratamiento.

Úlcera de pierna

Las úlceras de pierna se pueden definir como una lesión abierta en la extremidad inferior debida a la pérdida de grosor de la piel, que tiene como consecuencia el crecimiento progresivo de la herida. La úlcera puede estar rodeada de tejido duro descolorido con una circulación reducida. El estado de la piel que rodea la úlcera resulta extremadamente importante para su evolución: cuanto más sana esté, mayores probabilidades de cicatrización existen.

 Las úlceras tienden a no cicatrizar espontáneamente y con frecuencia reaparecen. Pueden resultar incapacitantes, especialmente si se producen complicaciones.  El tratamiento de las úlceras de pierna tiene un coste elevado para la sociedad, tanto por los gastos en sanidad como el peso psicológico que genera en el paciente.

Úlcera venosa

Las úlceras venosas son el tipo más habitual de úlcera vascular. Se producen principalmente en las extremidades inferiores, sobre o cerca del maléolo (tobillo).

Éstas son las principales características de las úlceras venosas de la pierna:

  • Superficiales con márgenes de la herida irregulares:
    • La zona perilesional suele estar descolorida
    • La presencia de edemas puede hacer que la piel alrededor de la úlcera brille y esté tensa
    • La temperatura de la piel puede parecer elevada al tacto
  • La úlcera puede presentar las siguientes características:
    • Color rojo con o sin fibrina
    • Infección (la presencia de descargas puede indicar colonización bacteriana)
    • Cantidad considerable de exudado

 

Entre las señales importantes que hay que buscar figuran la absencia de necrosis, la no profundidad y la presencia de pulso periférico

  • El 30-50% de todas las úlceras venosas son postrombóticas. Afecta a las venas profundas, a diferencia de las úlceras varicosas, en las que el síndrome postrombótico se desarrolla gradualmente y sigue deteriorándose sin tratamiento.
  • Este tipo de úlcera es cada vez menos frecuente gracias a la mejora en la prevención de la flebitis (inflamación de las venas) durante los últimos 15 años.

Úlceras de pie diabético

Se trata de una ulceración crónica, indolora y limpia que se desarrolla a causa de trastornos vasculares, neurológicos y metabólicos generados por la diabetes. Las úlceras de pie diabético suelen aparecer debajo del segundo o tercer hueso metatarsiano o en cualquier otro punto de presión  normal o anormal en la planta del pie. Pueden complicarse fácilmente con infecciones, abscesos u osteitis y, si no se tratan, suelen desembocar en una amputación.

Úlceras por presión

Las úlceras por presión son fruto de una compresión vascular prolongada y no aliviada sobre una zona concreta del cuerpo, (normalmente una prominencia ósea) de un objeto de apoyo, por ejemplo una cama o una silla. La úlcera se forma cuando se produce una necrosis isquémica (falta de suministro de sangre) en la piel y el tejido subcutáneo.

Última actualización : noviembre 21, 2017